Estacion
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
copyright ©

Todos los derechos están reservados bajo la firma copyright ©
Los derechos de las imágenes , colores del foro , historias de foro son propiedad de The Mummy Returns
Apostamos por un mundo sin copias
Creative Commons License
The Mummy Returns by Storm is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Unported License.
Últimos temas
» Registro de Avatar
Sáb Sep 04, 2010 12:41 am por Invitado

» Limpieza de Personajes[IMPORTANTE]
Dom Ago 29, 2010 3:16 am por Invitado

» Vacaciones, obviamente.
Dom Ago 15, 2010 4:15 am por Invitado

» The Mummy Returns~
Sáb Ago 14, 2010 12:44 am por Invitado

» I love NY
Dom Ago 01, 2010 2:32 am por Invitado

» Alejandra Evans
Jue Abr 08, 2010 6:09 am por Invitado

» Aclarando dudas....[Isis]
Lun Abr 05, 2010 1:17 pm por Invitado

» En la tormenta de mis pensamientos [Dakarai]
Miér Mar 31, 2010 6:45 pm por Invitado

» Calu Gallery
Mar Mar 23, 2010 10:00 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Mar Jun 18, 2013 5:13 am.
Foros Hermanos

¿Por qué yo? [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Por qué yo? [Libre]

Mensaje por Invitado el Mar Feb 23, 2010 3:58 am

Necesitaba salir de casa, que me diera un poco el aire, algo dentro de mí sabía que no me encontraba muy bien, el estómago me daba vueltas, la cabeza parecía un tambor, mis ojos se caían como si estuviera a punto de quedarme dormida, era algo sumamente entraño, froté mis ojos con las yemas de mis dedos para darme cuenta de que seguía despierta y que aquel extraño sentimiento no me estaba invadiendo por completo. Aún así seguía igual, miraba hacia los lados sin conseguir ver bien, empezaba a ver borroso, la habitación daba vueltas, no sabía que hacer. Cogí ropa normal, me vestí como pude y salí corriendo de casa mientras me chocaba con los muebles de ésta, una voz familiar me gritaba desde lejos “¿Estás bien?” Preguntó mi abuela, le respondí asintiendo y salí de allí como pude.

Hasta llegar a los establos fui tropezando con cada minúscula piedra que se encontraba por allí, no llegaba a caer al suelo pero si que parecía que casi llegaría a él, me movía de un lado hacia otro como si estuviera borracha, las personas que pudieran verme en ese momento estarían partiéndose de risa. Con la mano en la cabeza seguí andando hasta casi llegar al establo donde me tropecé y caí al suelo haciéndome daño en la rodilla. Gimiendo de dolor me levanté y llegué hasta Osiris, le acaricié la crin susurrándole cosas bonitas mientras lo ensillaba para poder montarlo. Cuando ya estuvo listo éste se tumbo para que me fuera más fácil elevarme sobre él, acto seguido sonreí agradeciéndole su gesto y me subí en él, me agarré de las riendas y salimos galopando lo más rápido que pudimos a la lejanía del desierto de Egipto.

Por el camino fui entrecerrando los ojos por la arena que en ellos comenzaba a entrar, pero no era suficiente, estos también estaban cansados sin motivo alguno y se cerraban solos. Poco a poco perdía cada vez en conocimiento sobre mí misma, no sabía ni a donde nos dirigíamos, pero ya me daba igual, seguro que donde me llevara Osiris estaría bien. Me tumbé en su lomo esperando llegar a algún sitio donde me pudiera sentir algo mejor de cómo me sentía.

Al cabo de un rato levanté mi cabeza para poder observar hasta donde habíamos llegado, Osiris empezó a descender lentamente su velocidad y yo me quedé observando el hermoso río Nilo, ese lugar era maravilloso, como podía disfrutar estando allí. La jovial brisa acarició mi rostro haciendo pequeñas ondulaciones en mi pelo, respiré profundamente disfrutando de aquel momento mientras durase. En el río no se encontraba nadie, al menos en esa zona de él. Con un poco de cuidado Osiris se tumbó en la hierba que lo rodeaba cerca de una pequeña orilla, agarrándome fuerte de las riendas me sujete hasta llegar al suelo, con cuidado me fui bajando, aún seguía mareada por lo que casi no pude ni andar, directamente caí en el suelo, con un gesto de incertidumbre hice un esfuerzo por arrastrarme hasta la orilla, quizás el agua me despertase un poco, estaba harta de aquella situación.

Ya en la orilla del río, miré mi reflejo en el agua, pero no era yo ¿O sí? Era exactamente yo, pero llevaba un extraño flequillo y unos decorados de oro sobre él, mi rostro se tiñó de suma extrañeza mirándome ¿Era Nejbet? Aquella joven guardiana que solía ver en mis sueños de vez en cuando ¿Qué tenía que ver ella en todo esto? Ya no sabía ni lo que significaban mis sueños, ni por qué tenía que verla en todos sitios, lo único que podía llegar a saber es que su rostro era exacto al mío, sin ninguna diferencia, eso me atemorizaba un poco, pero no le podía hacer nada, simples sueños pensaba. Sin ninguna fuerza en mi cuerpo el reflejo de Nejbet se difuminó y solo quedó el mío, viéndose como me desmayaba delante de éste.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué yo? [Libre]

Mensaje por Invitado el Miér Feb 24, 2010 6:22 am

Era un día bastante caluroso, esos de los que Jessica verdaderamente disfrutaba. El sol abrasador pegaba en su rostro y no podía evitar sonreír ampliamente. Cerró los ojos impulsivamente como si pudiera transportarse a la época en que era pequeña y sus padres la llevaban de vacaciones a playas paradisíacas en recónditos lugares del mundo. Podía verse así misma jugando en la arena con apenas cinco años de edad. Sus padres observaban atentamente cada uno de sus movimientos mientras consultaban mapas y libros de arqueología. Jamás ellos se habían tomado vacaciones de su trabajo. Siempre había nuevos lugares que explorar y misterios por descifrar. Abrió sus ojos aguamarina nostálgica de aquellos momentos que le parecían tan lejanos.

Su habitación en Egipto era mucho más pequeña y menos elegante de la de mansión en Londres, pero aún así le encantaba. La casa estaba en un sitio a las afueras de la capital egipcia y a unos pocos kilómetros del río más largo del mundo. Las vistas desde las amplias ventanas eran excepcionales, de esas que puedes pasar tiempo admirando y jamás aburrirte. Se puso unas ropas decentes, ya que aunque era mediodía, recién se había levantado y hasta donde ella sabía se consideraba de mala educación salir a la calle vistiendo la ropa de noche.

Salió de su casa dando saltitos, con un humor tan alegre como poco frecuente. Una sonrisa gigante se elevaba en sus comisuras y le parecía que nada podía arruinar aquel maravilloso día, ni siquiera un encuentro inesperado con esa indeseable momia. Y en el mismo instante que Imothep vino a su mente, su sonrisa se desvaneció. ¿Nada en ésta vida podría ser fácil y simple?. Le había quedado bien claro que aquello era una mera utopía que jamás se cumpliría por mucho esfuerzo que hiciera.

Apresuró su paso y finalmente pudo divisar las tranquilas aguas del río. Pero algo dentro de su campo visual hizo que se sobresaltara. Una joven estaba inclinada sobre las aguas, aparentemente observando su reflejo. Aquello no parecía nada fuera de lo común, pero de golpe, la joven cayó secamente sobre las aguas, como si hubiera perdido la consciencia. Jessica corrió desenfrenadamente hasta llegar a la orilla donde el incidente se había producido. Con esfuerzo la sacó del agua ya que las ropas que traía la dificultaban el trabajo, pero aún así consiguió sacarla de allí.

-¿Me escuchas?¿Te encuentras bien?-preguntó repetidas veces sin obtener respuesta. No la dejaría morir así que intentaría aplicar sus básicos conocimientos sobre primeros auxilios. Cuando estaba a punto de hacerlo, la joven abrió los ojos y fijó la mirada en el rostro de Jessica que la observaba aliviada.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué yo? [Libre]

Mensaje por Invitado el Miér Feb 24, 2010 7:38 am

Sentí como me caí al agua del río Nilo, pero nada más, mi vista se tornó de negro, mi mente estaba completamente en blanco, no oía nada, solo sentía que flotaba en el cielo como si fuera una nube cuya obligación es tapar el sol para que las personas pudieses observar mejor ¿Estaría muerta? Sin más dilación esa extraña pared blanca se fue convirtiendo en un palacio con detalles dorados, estatuas, preciosas senefas llenas de jeroglíficos extraordinarios... Todo era precioso pero a la vez me atemorizaba mucho, sabía perfectamente donde estaba, eran los aposentos del Faraón, las puertas de ellos para espedificar mejor, estaba sola, no veía a nadie, con paso temeroso fui moviendome a los lados.

Era uno de mis númerosos sueños, pero éste jamás lo había tenido antes, era demasiado real para ser verdad y ¿Dónde estaba Nejbet? Siempre aparecía en mis sueños, nunca faltaba en ellos, era como una pesadilla que no acababa nunca. Con cuidado me seguí deslizando por aquel pasillo inmenso de color ocre y grandes estatuas de oro, en una de esas paredes se encontraba un espejo, llegué hasta él y me miré fijamente con una expresión en mi rostro que no había visto antes, era la misma que en el río, el mismo reflejo, era Nejbet... Mi pelo era lacio, con un flequillo exacto al de Nejbet, los ojos estaban profundamente marcados, y en mi cabeza tenía un tocado hecho de oro que la cubría con pequeñas tiras que bajaban por los cabellos resaltando el color oscuro de éste.

De pronto la puerta se abrió y apareció el Faraón, sin poder controlar mis actos me agaché en señal de reverencia, me acerqué hasta una lanza de la esquina del pasillo y me puse enfrente de él para esperar sus órdenes. Era muy extraño, me veía a mí misma como ella, estaba dentro de su cuerpo pero no podía manejarlo, estaba reviviendo su vida pero ¿Por qué? Todo eso me frustaba demasiado, pero demasiado. Suponía que Nejbet esperaba a que el faraón le dijese algo, igualmente yo no escuchaba nada, hasta que de pronto una mujer extraña llegó hasta él, creía que era una de las críadas, el Faraón hizo un gesto y ambas nos retiramos.

Bajé hasta la parte baja del palacio, estaba muy segura de si misma, pero no entendía nada, dejando la lanza a un lado se sentó en un pequeño tocador donde pude volver a ver mi reflejo, aún no podía creer que eso me estuviese pasando a mí. Con la mirada perdida en el espejo volví a desvanecerme allí mismo.


En mis pulmones sentía agua, me estaba ahogando, noté como unas suaves manos me llevaban a tierra firme, su voz parecía preocupada pero yo no podía abrir mis ojos, lo intentaba pero era incapaz, como si siguiese sin poder manejar mi cuerpo, con un grandísimo esfuerzo intenté pronunciar algo, pero nada, seguí y seguí intentándolo hasta que pude abrir mis ojos con suma cautela. En lo único en que me pude fijar fue en esos ojos, eran impactantes, al instante los volví a cerrar puestos que el sol me cegaba.

- ¿Nejbet? -Pregunté sin ser consciente de lo que decía intentando incorporarme un poco- No puedo... -Dije rindiéndome ante mí heroína.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué yo? [Libre]

Mensaje por Invitado el Miér Feb 24, 2010 8:41 am

Nejbet. Nejbet. El nombre que la joven que acababa de rescatar había pronunciado resonaba en su mente una y otra vez como el redoble de un tambor. Tenía la extraña sensación de haberlo oído con anterior pero no podía establecer ninguna relación entre sus recuerdos y aquel nombre. Con un movimiento de cabeza se libró de dichos pensamientos y se concentró en lo que sucedía a su alrededor. Sonrío realmente aliviada al comprobar que la joven parecía estar en perfectas condiciones. La verdad es que tenía terror de usar primeros auxilios. Nunca lo había hecho y sabía que si no hacías bien los masajes cardíacos podrías quebrar las costillas de la persona que cuya vida intentas salvar.

Ayudó a la muchacha a incorporarse ya que las fuerzas de esta parecían haberse desvanecido al mismo tiempo que su consciencia lo había hecho. Con el apuro por salvarla no había podido observar sus facciones detalladamente. Era una joven definitivamente agraciada y su pelo liso y castaño le dio una pequeña y apenas imperceptible punzada de celos. Recordaba las incontables veces que se había quejado de que su cabello se inflaba con la humedad o que era imposible de manejar. Bufó repentinamente enojada para luego recordar que no se encontraba sola y que su conducta probablemente inquietaría a la joven que con sus brazos sostenía.

- ¿Nejbet es tu nombre? Yo soy Jessica. -se presentó hablando en un tono claro y cordial. No quería abrumar su mente con demasiadas palabras ya que ésta estaba de seguro demasiado ocupada tratando de averiguar que le había sucedido. Le sonrió otra vez tratando de infundirle el sentimiento de que todo esta bien y que ella estaba a salvo ahora. - Creo que haz sufrido un desmayo, probablemente te bajó la presión, pero es mejor que consultes con un médico si continúas sintiéndote mal -le recomendó y comprobó que a ella el color le retornaba el color al rostro y tenía un mejor semblante. Eso era una buena señal. No parecía que fuera a desvanecerse una vez más.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué yo? [Libre]

Mensaje por Invitado el Vie Mar 05, 2010 8:10 pm

Intentando recapacitar sobre lo que me había ocurrido fui incorporandome con ayuda de la joven que me había rescatado, no me había fijado bien en ella pero parecía buen persona solo por haberme sacado del río ¿Cómo me había caído al río? ¿No podría haberme desmayado sin más en un suelo normal? Ya daba igual, lo importante era que ya estaba a salvo y que cada vez tenía más respuesta para todo, aún no sabía exactamente lo que significaba el hecho de que en mis sueños siempre sea Nejbet y que me vea exactamente igual a ella, y un millón más de coincidencias, el problema era que yo no creía en tales cosas. Las coincidencias no existían.

Me coloqué una mano en los ojos puestos que el sol me seguía cegando un poco, necesitaba volver a acostumbrarme, de repente sentí que me miraba muy fijamente, en mi cabeza pensaba que no era normal que me mirase así, quizás estaría aún un poco preocupada, sonreí levemente para que se dejara de preocupar. Al instante se puso a hablarme, creía que mi nombre era Nejbet, seguidamente siguió hablándome y me dijo su nombre, y lo que supuestamente me había ocurrido. Antes de responderle me incorporé un poco más.

- No, no, no... -Negué con la cabeza- Mi nombre es Kala, también me puedes llamar Ka -Le dije rápidamente, la idea de llamarme definitivamente Nejbet no me hacía ninguna gracia la verdad- Encantada de conocerte Jessica, y gracias por salvarme la vida, sinceramente no sé como he llegado a desmayarme, quizás fuera por la bajada de presión como has dicho, pero la verdad es que ya llevaba así desde mi casa, me sentía mal y necesitaba tomar el aire, por eso vine aquí, es mi sitio predilecto para relajarme -Hablaba lentamente y un poco entrecortado, pero al menos iba recuperando la consciencia y el mandato sobre mis actos. Quise levantarme pero no pude, caí al suelo enseguida, hasta me reí sola- Creo que va a ser mejor que espere un poco, si no voy a acabar con el trasero lleno de moratones -Dije riéndome. Reírme haría que me olvidase de Nejbet durante un par de minutos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué yo? [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:04 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.